19 de noviembre de 2013

HABITACIÓN DE ALQUILER

Vivo en una capital y no tuve que emanciparme cuando estaba estudiando,
pero sé que irte a un piso compartido puede tener sus cosas buenas y sus no tan buenas.

Aprender a poner la lavadora, amistades para siempre, fiestas y más fiestas,
madurar y guardar en la retina esos momentos únicos son de las cosas que merece la pena vivir.
Pero si convives con trogloditas, y tu apartamento, más que eso, parece una leonera
puede que te arrepientas de haber abandonado el lecho materno tan pronto.

Aún así, puedes recrear tu oasis personal del que no querrás salir.
A la hora de decorar tu habitación debes tener en cuenta la funcionalidad de cada elemento.
A parte de la cama y algún sillón para relajarte y descansar, ten en cuenta el espacio de almacenaje.
Necesitarás un ropero y una cómoda de cajones para evitar tener toda la ropa tirada por el suelo.
Además si eres estudiante necesitas proyectar una zona de trabajo.
Pon el escritorio cerca de la ventana y busca una buena silla para rendir más.
Elige tonos suaves para las paredes y los muebles y añade un punch con algo de color.
Enmarca unos posters, coloca alguna planta y una alfombra.
Con unos pocos euros y algo de creatividad podrás conseguir una bonita decoración.

Encuentra inspiración en estas imágenes y saca de ellas algunas ideas para decorar tu cuarto,
y que irte a una habitación de alquiler se convierta en una etapa para recordar.












// Si te ha gustado compártelo, suscríbete aquí o sigue el bureau desde facebook, twitter y pinterest. //

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada