3 de diciembre de 2013

MARRON GLACÉ

Las castañas son de las cosas buenas del invierno.

Un toque distinto en platos salados. Rica golosina si es confitada.

Receta de origen incierto entre la antigüedad y el románico.

1kg castañas,
1,5L agua,
1,5kg azúcar,
1 vaina de vainilla,
1 palo de canela,
estrellas de anís
y brandy.

Cómo hacer marron glacé o castaña glaseada.


Hacer un corte en la cáscara dura y poner a hervir las castañas 5 min. Escurrir y secar bien.
Quitar las dos pieles con cuidado de no romper las castañas. Aclarar con agua fría.
Poner las castañas peladas en una olla y cubrirlas de agua fría.
Calentar durante 30 min. sin que llegue a hervir.

Preparar el almíbar con agua, azúcar, canela, vainilla y estrellas de anís.
Poner a hervir a fuego lento.
Apagar el fuego, meter las castañas y tapar.

Cuando esté frío volver a calentar. Apagar el fuego antes de que hierva y dejar que se enfríe.
Cuando esté frío volver a calentar. Apagar el fuego antes de que hierva y dejar que se enfríe.
Cuando esté frío volver a calentar. Apagar el fuego antes de que hierva y dejar que se enfríe.
Repetir hasta que la castaña sea transparente (x10).

Opcional: Bañar las castañas en brandy una noche.

Disponer las castañas sobre la bandeja de horno.
Hervir el jarabe que queda para espesarlo e incorporarlo sobre las castañas.
Hornear a baja temperatura para secar los marrons.

Guardar en un frasco de cristal con tapa.


/// Compártelo, suscríbete aquí o sigue elbureau desde facebook, twitter y pinterest. ///

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada