4 de febrero de 2014

ANA KRAŠ

Esta joven artista serbia y sus lámparas Bonbon han conseguido la fama internacional.
Ésto junto con su romántica historia de amor con el músico Devendra Banhart,
que ambos vocean por los medios, son de esas cosas que te dan una envidia infinita.
Ella fue a casa de él a hacer unas fotos para una revista.
A los cinco minutos él le pidió matrimonio y ella se quedó para siempre.

No se si será verdad lo que dicen de nacer con o sin estrella,
lo cierto es que todo lo que hace esta chica tiene éxito.
Diseña muebles, estampados, accesorios y objetos de decoración.
Es ilustradora, editora y fotógrafa.

Quizás lo que más me guste sea su forma de mostrar el mundo en sus fotos.
Imágenes caseras, sencillas, caracterizadas por la desidia, 
que muestra interiores con cierto aire acogedor y descuidado a la vez,
como una declaración de intenciones donde se percibe la etiqueta hecho a mano.












// Si te ha gustado compártelo, suscríbete aquí o sigue el bureau desde facebook, twitter y pinterest. //

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada