11 de enero de 2014

UN PUNTO DE COLOR: APARTAMENTO EN CRACOVIA

Cuando decimos "dar un punto de color" en decoración no nos referimos exactamente a esto,
pero bien nos vale como ejemplo del buen uso de los colores vivos en una vivienda de planta abierta,
donde la cocina y el comedor forman parte del salón, de la zona de estar.

El amarillo de los armarios de la cocina envenena el suelo y el office,

divide visualmente y se convierte en el leitmotive del apartamento.

Todo el entorno en tonos grises neutraliza ese impacto

pero de nuevo las puertas rojas dentro del pasillo acaparan las miradas,
te roban la sonrisa y te sacan los colores.

Reforma del Estudio PERA. Fotos de Joanna Wapniewska.






// Si te ha gustado compártelo, suscríbete aquí o sigue el bureau desde facebook, twitter y pinterest. //

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada